Cuando me contactan para realizar un proyecto de decoración en los primeros pasos es muy importante para mí escuchar y percibir las sensaciones que el cliente me quiere transmitir. Muchas veces mi labor consiste en conseguir sacar la idea que llevan dentro ya que en la decoración y el diseño interior las personas olvidan con excesiva frecuencia su instinto para aquellas cosas que realmente desean a su alrededor.
Echar la vista a un lado y ver un objeto que nos recuerda buenos momentos influye muy positivamente en nuestro estado de ánimo y en nuestro día a día.
Con mi experiencia en el mundo del Interiorismo he podido ver que en cada proyecto de decoración de una casa, estudio, vivienda o restaurante, no hay mejor diseño y decoración que en el que las personas que lo van a habitar se sientan verdaderamente a gusto y en paz en él.

Mi misión es conseguir plasmar esa armonía y equilibrio en el espacio en el que trabajamos que nace de su propio interior.
Es muy importante para mí trabajar de una forma cercana y cuidando los detalles personales que cada proyecto requiere.

Tal y como dice en la entrada que me dedica en su blog James Esturcke, fotógrafo con el que colaboro en mis trabajos de interiorismo, reconozco que una buena relación con mis clientes favorece el resultado final de cada proyecto.

 

 

Sobre estas líneas trabajando en el Restaurante Mina de Bilbao con Alvaro Garrido, y su mujer Lara para el que realizamos el diseño de Interiorismo con el que conseguimos el Premio UNIFA y actualmente trabajamos en un nuevo proyecto.

En estas fotos estamos ultimando detalles del proyecto de interiorismo del Restaurante San Gotardo situado en número 2 de la calle diputación de Bilbao que ya está en marcha, en el que hemos conseguido plasmar la funcionalidad que Paula quería ofrecer a sus clientes.

Decoración de Interiores desde el interior de las personas”